APITOXINA (TOXINA DE ABEJA) (8 SESIONES)

$9.000

 

La apitoxina es LA TOXINA o VENENO  secretado por las abejas  obreras que producen la miel. (APIS MELLIFERA).

La apitoxina no es una sustancia simple, sino una mezcla relativamente compleja. Aunque los efectos suelen atribuirse al  ácido fórmico, este  apenas está presente, El compuesto más activo sería una mezcla de proteínas, principalmente el polipéptido citotóxico llmado MELITINA. 

La apitoxina se emplea MEDICINALMENTE —en la llamada apiterapia o apitoxoterapia—, como tratamiento complementario o alternativo, para el alivio sintomático de los DOLORES REUMATICOS y otras afecciones articulares, por las pretendidas propiedades ANTIINFLAMATORIAS que posee la APAMINA , otro compuesto de la APITOXINA, eficaz supresora del dolor, y de la melitina, que actúa sobre el sistema inmunológico corrigiendo ataques de anticuerpos hacia las articulaciones.

EXTRACCION

Dada la importancia que la apitoxina tiene para usos médicos se dispone para el proceso de obtención de la materia prima de equipos electrónicos construidos especialmente para obtenerla, básicamente consisten en una placa de vidrio cubierta por una rejilla por donde pasa una corriente eléctrica intermitente, cuando una abeja pasa por encima recibe una pequeña descarga que le produce el efecto de aguijonear el vidrio y depositar una gota de veneno, esto produce una reacción en cadena que hace que cientos de otras abejas hagan lo mismo y el vidrio se vaya cubriendo de gotas de veneno, después de unos minutos se desconecta el equipo y se recogen los vidrios que más tarde y después de secados son raspados para obtener un polvo blanco que es el veneno que será procesado por el laboratorio.​

Composición[editar]

Las glándulas principales secretan un líquido fuertemente alcalino, compuesto en un 52% por melitina; además de ésta, contiene apamina (una neurotoxina), adolapina (un analgésico), fosfolipasa (una enzima que destruye la membrana celular atacando los fosfolípidos que la componen, inactiva la tromboquinasa e inhibe la fosforilación oxidativa), hialuronidasa (un vasodilatador y hemolítico, que ayuda en la dispersión del veneno), histaminadopamina y noradrenalina.

El efecto fundamental del veneno es citotóxico, destruyendo las membranas celulares e induciendo a los receptores de dolor a percibir un daño mayor del que realmente se ha infligido. 

TRATAMIENTO

La inmunización es el único remedio de largo plazo; se efectúa mediante la aplicación reiterada de dosis pequeñas de veneno diluido en dosis homeopaticas). Aunque no es posible lograr la inmunidad completa, es posible sin embargo reducir de manera muy acentuada la sensibilidad.

Se colocan pequeñas dosis en las zonas afectadas por el dolor, con una aguja muy chiquita y fina, el tratamiento es practicamente indoloro. 

USOS

La apitoxina ejerce acción analgésica y antiinflamatoria. Esto impulsó el uso de este veneno como terapia alternativa en casos de reumatismo. Además, ha mostrado algunas propiedades inmunoactivantes. 

 

Esta terapia se puede complementar perfectamente con las otras terapias expuestas en el ítem TRATAMIENTO DEL DOLOR.

 

Por cualquier consulta estarán para ayudarte las Dras. Clementi 

 

Comercializa y distribuye Probell SRL

 

Compartir: